Skip to main content

Por Lucía Díaz,

Jugadora del Rugby Majadahonda y licenciada en psicología

Cada día, la sociedad es más consciente de lo importante que es cuidar la salud mental para enfrentar los desafíos únicos de la vida y garantizar un bienestar óptimo en todos los aspectos de nuestra vida. Atrás van quedando los estigmas y prejuicios y se asume que contar con ayuda en tema de salud mental es importante y natural, y esto, también es ya una realidad en el deporte.

Con el paso de los años vamos asumiendo como sociedad la importancia de ‘entrenar’ y trabajar el aspecto mental de cara a un mejor rendimiento y salud. Para alcanzar los objetivos deportivos no basta con entrenar la parte física, sino que también es vital lo que se denomina como ‘psicología del deporte’. Una rama de la psicología que estudia, bajo prisma científico, los procesos cognitivos, emocionales y conductuales de las personas en el contexto deportivo. ¿El motivo de que esto esté cobrando cada vez más importancia? Principalmente cabe destacar que estas variables afectan directamente al rendimiento físico, pero también cabe destacar como los beneficios del bienestar mental afectan de manera positiva a nuestro rendimiento físico.

Cuando ya nos vamos al plano total del deporte de alto rendimiento, la salud mental cobra aún más relevancia. Los deportistas están sometidos a una continua exigencia que les obliga en parte a enfrentarse a la adversidad y adaptarse continuamente a los nuevos escenarios y es por ello que es importante contar con ayuda de expertos.

¿Cómo puede ayudar a un deportista trabajar con un psicólogo?

Quizás uno de los puntos más relevantes que podemos destacar en esta relación sea el trabajo y gestión del estrés y ansiedad. La exigencia física y mental del deporte es a menudo estresante y desafiante, y contar con un psicólogo deportivo puede enseñar técnicas de manejo del estrés y la ansiedad para ayudar a los atletas a mantener la calma y la concentración en momentos críticos.

Por supuesto está la mejora del rendimiento. Como comentábamos anteriormente, una buena salud mental afecta directamente al rendimiento físico. La mente y el cuerpo están intrínsecamente conectados, y la salud mental influye en el rendimiento deportivo. Aquí, trabajar con un experto ayudará en aspectos como la autoconfianza, la motivación y la concentración, lo que puede conducir a un mejor rendimiento en el campo o la pista.

En el deporte toca lidiar a menudo con desafíos y obstáculos propios de una carrera deportiva, que van desde lesiones, donde además hay que trabajar la rehabilitación y la vuelta a la competición, hasta derrotas, algunas de las cuales, si son demasiado duras o en competiciones importantes, requerirán de trabajo psicológico para poder volver a enfrentar la competición. En esto es importante desarrollar resiliencia y habilidades de afrontamiento para superar estos obstáculos y seguir adelante con determinación.

Finalmente, y esto es casi trabajo del día a día, un psicólogo deportivo ayuda al atleta a conocerse a sí mismo, algo fundamental para el éxito en el deporte, donde desarrollar una mayor autoconciencia, identificando fortalezas, debilidades y áreas de mejora en su juego.


SILICIUS agradece contar con la colaboración de expertos y advierte que las opiniones por ellos expresadas en sus artículos no constituyen en ningún caso una oferta o recomendación de inversión y que pueden no coincidir necesariamente con las de SILICIUS ni su equipo. Los contenidos del blog de SILICIUS se presentan al público con la única finalidad de difundir conocimiento y cuestiones de actualidad.

Las opiniones, informaciones, datos, etc. que puedan incluirse en este blog son elaboradas y suministradas por los propios expertos o sus entidades, mercados y foros correspondientes, así como por medios de comunicación e incluso particulares, por lo que SILICIUS no se responsabiliza de su fiabilidad o veracidad.